jueves, 17 de octubre de 2013

Cuidado de la orquídea phalaenopsis

Hoy empezamos una serie de 4 entregas dedicada a la orquídea phalaenopsis, yo erre que erre con las fiestas,  sé que también se regalan preciosas plantas de orquídeas y como la más común es esa,  la phalaenopsis, quiero pasaros una fichas de mi antiguo blog de la floristería, que tratan del cuidado de la planta, espero que os sean útiles, siempre me dio mucha pena escuchar que tiran la planta cuando ya no tiene flores, así que decidí en su día hacer esas fichas, espero volver a contribuir de nuevo en la conservación de esas bellezas!

Generalidades:

Las Phalaenopsis híbridos son las orquídeas de interior las más extendidas en Europa y América del Norte. Su popularidad viene de su grande adaptabilidad que les permite de crecer en condiciones de cultivo de nuestras casas templadas.


Después de algunos años, esta especie de orquídea se produce en masa en los orquidarios. Por consiguiente, los phalaenopsis híbridos son pues, muy fáciles de conseguir a un precio bajo en los centros de jardinería y grandes superficies. De cultivo fácil, bella y barata, la orquídea phalaenopsis está considerada como muy buena para los principiantes. Pero así y todo, tiene su sitio en la colección de los orquideófilos, que aprecian su floración muy larga y de una gran belleza. Algunos la prefieren más que a ninguna otra orquídea, lo que les llevará a interesarse al cultivo más delicado de los phalaenopsis botánicos…

En esta ficha sin embargo, nos limitaremos a las condiciones de cultivo de los Phalaenopsis híbridos disponibles en centros de jardinería y Floristerias


Morfología de la planta:
La flor tiene la forma general de una mariposa con las alas abiertas (en inglés, al Phalaenopsis se le llama “mot orchid”, lo que significa “orquídea mariposa de noche”). El color de la flor se declina hacia el infinito, partiendo del blanco puro hasta tener todos los colores del arco iris. Estas orquídeas florecen generalmente en invierno y la floración puede durar varios meses.

Raíces de Phalaenopsis :

Las phalaenopsis son orquídeas monopodiales, es decir, que las nuevas hojas aparecen en el corazón de las viejas formando así una especie de mata única. Las hojas son generalmente de color uniforme y gruesas. Las raíces son muy gruesas y relativamente rígidas, lo que les vuelve particularmente fáciles de romper, sobre todo cuando están secas. Salen regularmente de la maceta, lo que es normal (no hace falta cortarlas).

Si las condiciones son favorables, estas orquídeas crecen a lo largo del año por lo que se deben regar y abonar continuamente.

Próximo post: Condiciones de cultivo


No olvides que puedes suscribirte a mi boletín para no perderte nada y que todo lo que publique te llegue a tu email. Un abrazo a to@s!