martes, 18 de junio de 2013

Mi primera máquina de coser

Hoy dejo de lado mis trabajos y novedades para enseñaros mi primera máquina de coser.



Como os habréis dado cuenta ni la máquina tiene dos años, ni yo soy tan mayor, esta preciosidad tiene su historia. Data de 1950 aproximadamente y perteneció a mi abuela.



La recuerdo de niña, sentada en esa pequeña bancada de madera dándole al pedal, que para mi, era la cosa más maravillosa del mundo, el sonido que hacia el subir y bajar del pedal, aún parece que lo escucho, y el sincronizar la rueda grande y el pedal para comenzar a coser....recuerdo como siempre tenía algo entre manos, sábanas, pañuelos, talegas para el pan, servilletas, camisones, hasta nos hizo unas faldas escocesas a tablas a mi hermana y a mi y unos vestidos de esos con elásticos en la parte superior...no era modista, pero se le daba bien la costura y era apañá como ninguna.


 Por circunstancias de la vida, mi abuela formó parte de nuestra crianza, mis hermanas y yo, con ella todo era distinto, estar con la abuela era eso, ESTAR CON LA ABUELA.
 Yo era tan pesada que quería coser en aquella máquina y de muy temprana edad logré que me enseñara a hacer los primeros pespuntes...no había tela suficiente, aquello era una pura borrachera de pespuntes, pero al final logré hacerlos derechos.
Claro! habían cosas que se me escapaban y quería hacer, como una maleta para el colegio...así que tomé otra táctica, yo le diseñaba la maleta que quería y ella me la cosía.¡¡ Dios lo que refunfuño con aquel diseño mio!!, era una bolsa de tela ( lienzo moreno) con dos asas de la misma tela y mis iniciales en cinta reflectante que mi abuelo tenía guardada...M L ( Mari Loli )
Pues iba muy contenta al colegio con mi nueva maleta!!











De ahí empecé a hacer mis primero pinitos con la costura y guardo la máquina como una reliquia en mi casa, y el recuerdo de mi abuela en el corazón
Mi abuela Dolores